Get Adobe Flash player

COMO PODEMOS EVITAR LA OBESIDAD Y OTRAS GRAVES ENFERMEDADES

COMO PODEMOS EVITAR EL CANCER, OBESIDAD Y OTRAS GRAVES ENFERMEDADES

Familia de las coles: Son más de cien tipos de coles, pero aquí describimos únicamente las más conocidas. Repollo común, Repollo blanco, Repollitos de Bruselas,

Repollo chino, Repollo rojo,  Repollo rizado,  Betarraga, Brócoli, Coliflor

 

Cicatriza las úlceras, previenen el cáncer, son muchos los experimentos realizados con animales de laboratorio (ratones casi siempre), en los que se pone de manifiesto la acción anticancerosa de las coles, en general, de todos los vegetales de la familia de las crucíferas 3,4,5.  En todas estas investigaciones se demuestra que los animales que son alimentados con coles, no desarrollan tumores incluso aunque se los someta a la acción de potentes cancerígenos como el benzopireno que se encuentra en el humo de tabaco.

PROPIEDADES

Las hojas de las coles contienen una gran variedad de nutrientes: Proteínas en porcentaje nada desdeñable que oscila entre el 3,38% de los repollitos de Bruselas, y el 1,39% de la lombarda.  Se trata de proteínas incompletas, como muchas de origen vegetal, por no contener todos los aminoácidos en la proporción idónea.  Sin embargo, combinadas con otras proteínas vegetales, como la que se encuentran en los cereales o en las leguminosas, se convierten en proteínas completas de alta calidad. Contienen un mínimo de grasas es un alimento muy adecuado para cardíacos y obesos.  Responsable de la mayor parte de sus acciones medicinales, identificadas actualmente como elementos fotoquímicos.

Hidratos de carbono:   La mayor parte de las coles contienen entre un 3% y un 5%.

Vitaminas: Son especialmente ricas en beta-caroteno (provitamina A) y vitamina C, aunque contienen también cantidades significativas de vitaminas B, E y K.

Minerales y oligoelementos: Todas las coles en general son ricas en potasio y muy bajas en sodio, lo que las hace muy apreciadas en caso de hipertensión o de retención de líquidos  (edemas).  Contienen también bastante calcio, fósforo, hierro y magnesio, así como una gran variedad de oligoelementos, entre los que destaca el azufre.

Las coles en general son una buena fuente de calcio, contiene un alta fibras vegetales.  Las coles son ricas en fibras vegetales de tipo celulósico.  Esto las hace laxantes y reguladoras del tránsito intestinal; aunque también flatulentas para algunas personas propensas a la formación de gases intestinales.

PARA EL TRASTORNOS DEL ESTOMAGO

Unas cucharadas de jugo de repollo, tomadas con el estómago vacío cinco o diez minutos antes de las comidas, son capaces de aliviar la inflamación del estómago en pocos días de tratamientos.  Desaparece los síntomas típicos de la “dispepsia “de origen funcional tales como pesadez, eructos, y dolores de estómago.

AFECCIONES INTESTINALES

El repollo ejerce una suave acción “laxante y reguladora” del tránsito intestinal, debido a su contenido en fibras celulósica.  Su uno conviene en caso de estreñimiento crónico y de diverticulosis. Las coles ejercen acción antibiótica, y pueden contribuir a reequilibrar la flora bacteriana intestinal en caso de infecciones intestinales.  Se recomienda incluir el jugo de repollo fresco (medio vaso 3 ó 4 veces al día) como complemento en el tratamiento de las colitis, fermentaciones y disbacteriosis intestinales.

AFECCIONES CARDIOCIRCULATORIA

Las coles son en general muy ricas  en potasio y bajas en sodio.  Este último mineral influye directamente en la génesis de la hipertensión arterial, por su capacidad para retener agua y aumentar el volumen de la sangre.  Las coles tienen un suave efecto diurético, y constituyen un alimento muy apropiado para los enfermos de corazón, los hipertensos y los que sufren arteriosclerosis (enfurecimiento y estrechamientos de las arterias).  Su contenido en vitaminas antioxidantes (A, C y E) contribuye a la regeneración de las paredes arteriales.

OBECIDAD

Las coles aportan muy pocas calorías (20-40 kcal/100g, excepto las de Bruselas, que llegan a las 43kcal/100g), y sin embargo producen una notable sensación de saciedad (quitan el apetito).  Por ello, y por su riqueza vitamínica y minerales, el repollo es un alimento ideal para los obesos, que no debería nunca faltar en las dietas de adelgazamiento.

OSTEOPOROSIS Y DESCALCIFICACIÓN

Debido a la notable cantidad de calcio que contienen las coles (aproximadamente la mitad que la leche), y especialmente a lo bien que ese calcio es absorbido por el organismo, las coles constituyen un alimento a tener en cuenta en caso de osteoporosis y descalcificación, así como en todos los casos en que se necesite un mayor aporte de este mineral.

 

Actualizado (Viernes, 05 de Octubre de 2012 03:46)