Get Adobe Flash player

Eres el visitante Nº

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy1226
mod_vvisit_counterAyer2358
mod_vvisit_counterEsta semana3584
mod_vvisit_counterSemana pasada19280
mod_vvisit_counterEste mes50739
mod_vvisit_counterEl mes pasado189168
mod_vvisit_counterTodos los días6057298

Buscador

LA IMPORTANCIA DEL COLOR AZUL

 

EL AZUL Y SUS SECRETOS...

Las personas... que el color azul en sus ropas le favorecen, demuestran deseos de paz,

silencio y hasta soledad. Azul significa espiritualidad y orden. Es un color que no tiene nada de amenazador, y quien lo usa probablemente valora mucho la lealtad y honestidad.

Así se describe el efecto de color azul en la vestimenta; se tiene la seguridad de que podemos expresar nuestro ser interno cuando escogemos un color. Y como el azul, en cualquier lugar del mundo, ha sido siempre un color más fácil de tener en la ropa, ha sido uno de los preferidos por la mayoría de las personas.

"Hacer azul" era en el pasado una profesión honrada.

Cuanto más brillante el azul en la ropa, más alto el nivel del dueño. El manto de coronación de los reyes franceses era, desde el siglo XIII, el azul luminoso, conocido como "azul real".  Hoy, el azul es considerado el color principal de la virtud y el trabajo: el color de la aeronáutica es azul, los marineros visten con preferencia de azul. El descanso después del trabajo, al final de la tarde, comienza en la "hora azul" especialmente popular en los Estados Unidos y en Inglaterra. Allí, en esta hora, los bares ofrecen bebidas alcohólicas a precios más baratos.

Como en ese caso existe el peligro de que las personas beban demasiado, yo prefiero hablar del efecto terapéutico de la luz azul, calmante y relajante. Frecuentemente, se usa esa luz, irradiada,

En el tratamiento de fiebres y presión alta. En general, enfría el cuerpo y hace bien en caso de insolaciones. Pero no es solamente eso: el azul disminuye las tensiones y los síntomas de stress. Por ejemplo: combate el insomnio y la jaqueca. También tiene efectos positivos en las infecciones de garganta, tos, ronquido, etc. Mujeres con problemas menstruales se sienten mejor usando durante el ciclo, vestidos, ropas de cama y toallas azules. Y una luz azul durante la noche, en el dormitorio, disminuye dolores y tensiones. 

El azul también es positivo para niños durante la dentición, dolores e infecciones de garganta, sarampión, tosferina, problemas oculares como sensibilidad a la luz y presión alta. Pero el color no debe ser usado en caso de resfriados, presión baja y parálisis. Y mucho menos en caso de depresiones.

En todas esas terapias se usa el azul porque es el color más frío de todos. Aunque sea tan útil y positivo en términos terapéuticos, el azul también es ambivalente. Porque, en el fondo, es un color exterior, de distancia, del infinito. No es aconsejable para el interior de una casa, porque hace

que la sala parezca fría; el suelo cubierto por alfombras azules parece grande, pero en el fondo tiene un efecto vacío y frío. Nótese que los restaurantes no pintan sus paredes de azul, pues además de que los clientes puedan parecer con el rostro pálido, los alimentos azules parecen no tener buena presentación.

Tal vez, si fuese posible descubrir el misterio de la fascinación por el color azul, se consiguiese explicar su lugar entre la materia y la "nada". Porque el azul es el color de la inmaterialidad. El viajero que parte sin destino, viaja en el "azul", lo que escapa de la materia. Las montañas azules y el agua azul-oscura cambian de color cuando nos aproximamos. A nuestros ojos el azul tiene un efecto especial. Como color es una energía; rara vez lo encontramos en el lado negativo, y su pureza más elevada es también una "nada" encantadora. Tiene algo de encanto y calma este color. Y, como vemos el lejano cielo así como las montañas con un azul de lejanía, así también el espacio azul parece retroceder ante nuestros ojos.

Gustamos de ver el azul no porque nos persiga, sino porque nos atrae. Agua y cielo son azules para nosotros. El cielo es incoloro; el mundo se vuelve de color en nuestro cerebro.

Pero el azul, no es simplemente azul y nada más. Hay numerosos tonos azules. Un ordenador calculó unos 4 millones de tonos azules. El fenómeno es fuerte en este caso. Ninguno tiene tanto simbolismo. Y mucho se puede sorprender si quiere saber por qué.

La primera impresión es que el azul está unido a las emociones, estados psíquicos, sensaciones, valores y pensamientos. Tenemos expresiones relacionándose directamente a la mentira, pero en este caso en el sentido positivo de la fantasía.

En el simbolismo antiguo, el azul es color del conocimiento espiritual, al contrario del rojo que simboliza el cuerpo, la materia. Azul es el color del cielo y en el arte cristiano era el color de la Virgen María, símbolo de pureza y modestia. En las pinturas, muchas veces ella se viste con un manto azul claro que extiende sobre los fieles para protegerlos. El fondo varía desde el azul marino hasta el azul celeste; en todo caso es sorprendente que desde el año 1.500 el uso de ropas azules por elementos eclesiásticos no esté autorizado. Posiblemente porque el Papa de la época encontró que el paño azul fuese demasiado profano, ya que ese color se hacía mezclando alcohol y orina.

No es sólo en la religión cristiana que el azul es considerado el color "divino". En el arte budista, es el color del espacio vacío. Desde el principio es usado para servir de fondo a las imágenes de Buda.

Otro significado del azul va más allá del simbolismo; y es que ese color es el de la concentración en un solo objeto. Así que tiene un papel importante como color básico de los mándalas, los diagramas del mundo espiritual y del budismo esotérico.

El azul es el color de lo divino, de lo eterno, de la espiritualidad, de la verdad, pero no totalmente, pues aquí se presenta una ambivalencia. Antiguamente simbolizaba el otro lado: era el color del mal, del fuego infernal y del propio diablo. Una antigua superstición decía que la llama azulada indicaría la presencia de espíritus malos. Existían maneras de defenderse de estos espíritus. En la Edad Media, los romanos, germanos y eslavos, consideraban que una cierta mora azul servía contra los demonios, También los paños azules eran usados y después de quemados, sus cenizas seguían teniendo fuerza anti demoníaca.

Antiguamente, en Suiza y Alemania, los niños muertos eran colocados en ataúdes azules, debajo de cruces azules. Y las personas que trabajaban en los cementerios usaban túnicas azules contra los demonios.

En todas las épocas, los artistas se fascinaron por el azul, el color de los "opuestos absolutos". En la pintura, simbolizaba los valores más elevados, pues el azul ultramarino era la pintura más cara, fabricada con piedras semi-preciosas de lapizlázuli. En Egipto, esa piedra era sagrada, porque era el color de los dioses. Para hacer los ojos azules de la máscara de del faraón, la piedra era derretida hasta quedar como un esmalte vitrificado, siendo tan cara como el oro.

A través del tiempo el azul ha desempeñado un papel importante en el arte. La tendencia del azules grande; ese color tiene justamente en los tonos más profundos, un efecto más intenso e interior. Cuanto más profundo

el color, más llama al ser humano para el infinito, despertando en él todo lo que es puro y espiritual. Es el color del cielo.

Picasso vio el azul como el color de la distancia y la melancolía. En su "período azul" pintaba cuadros dominados por la soledad y la limitación. El pintor más famoso por su dominio del azul fue Yves Klein,

Fallecido en 1.962. Vio el color azul como símbolo, más que como sustancia primordial del arte. Apasionado por el cielo azul de su ciudad natal, Niza (Francia), e inspirado por los frescos azules de Giotto en Asís, comenzó a pintar en 1.949 en un solo color. Desde el inicio, estuvo interesado en un color único. Escogió el azul y, en 1.957, desarrolló su color junto con un químico, el famoso Blue-Klein.

Después, sus tentativas ilusionistas de pintar el cielo le llevaron cada vez más a cuadros abstractos. El azul del cielo se tornó el espacio proyectado para muchas fantasías e ideas, dimensiones de profundidad, transcendencia e inmaterialidad: la marca de un arte parapsicológico. Su arte quería prometer la catarsis de la vida en la edad del consumismo, transcender nuevamente arte y vida y salvar el mundo de la destrucción. Klein imaginó su color (IKB), como una "revolución azul", una renovación del mundo a través de una mutación de la consciencia.

Los trabajos de Klein se incorporan como la "estética de lo inmaterial", el sueño romántico más allá de la realidad. Porque en la literatura y el arte romántico, el azul representa la añoranza de una realidad distante e imposible de ser tocada.

En Inglaterra la costumbre en las bodas es que la novia use "algo viejo, algo nuevo, algo prestado, algo azul". La piedra que simboliza la lealtad es el zafiro; pero esa piedra en el dedo de una persona infiel (dice la voz popular), pierde su brillo

Actualizado (Lunes, 28 de Abril de 2014 14:44)

 

Miembros Registrados